Gestión Patrimonial Integral

Gestión de doble vertiente: patrimonial y de servicios externos.

Se encarga de la comercialización y explotación de los bienes inmuebles y del análisis de oportunidad y viabilidad de negocio relacionados con los proyectos desarrollados por NOMO Concept o bien de activos preexistentes.

El análisis de mercado debe considerar fundamentalmente la evolución en el tiempo y la capacidad económica del mercado, pero sobre todo, el aspecto que garantizará la continuidad será el correcto diagnostico de las tendencias sociales del mercado.

La visión del mercado desde el punto de vista de los ciclos económicos y de producto, en las diferentes posiciones de cada país, permite avanzar posibles escenarios de crisis y actuar anticipadamente en consecuencia.

NOMO Evolution está estructurado en 4 fases consecutivas que permiten a los propietarios y comunidades obtener el resultado óptimo en referencia a los aspectos clave anteriormente citados que requieren de atención durante la vida útil del edificio:



DIAGNÓSTICO

En esta fase se hace un análisis de la situación existente en la vivienda o el edificio y se determina cual es el orden de intervención en función de la importancia de las deficiencias detectadas.



PLANIFICACIÓN

En esta fase se desarrolla una propuesta de intervención acorde con las expectativas de inversión de la propiedad o comunidad de propietarios y los recursos asignados a este capítulo. Se establece un calendario de actuación de forma que el coste sea asumido de forma secuencial y no se produzca una situación de endeudamiento no previsto.



SELECCIÓN

El objetivo de esta fase es la generación de un proceso búsqueda y selección de aquellas empresas cuyo servicio excelente sea el idóneo acorde con las necesidades y proyecto planteado. En ella se establecen unos requisitos de licitación y se realiza una formalización de contratos que protejan los intereses del propietario o de la comunidad.



CONTROL

Resuelta la fase de contratación se hace una gestión y control tanto documental y económica, como de calidad de la obra de forma que se asegure que se cumplen los términos del contrato.