Slide background
Slide background
Slide background

GLOBAL MANAGEMENT NOMO Management engloba nuestro trabajo de gestión integral de proyectos y consultoría tecnológica y de gestión.


La gestión integral de un proyecto de arquitectura es un problema complejo.


Desde el análisis de viabilidad de la promoción, pasando por cuestiones de vital importancia para el proyecto como la búsqueda y contratación de los agentes intervinientes, la gestión económica y administrativa, hasta el control de la promoción y el cumplimiento de los plazos y objetivos del proyecto, cualquier fase requiere de profesionales expertos en estas materias y la coordinación de todos ellos bajo un protocolo eficiente y de calidad.


NOMO Concept aporta no sólo el know how de sus integrantes y colaboradores sino también un procedimiento que contempla todas las fases y sus aspectos. Este modelo de gestión comprende no sólo el Project Management y el Construction Management propios de la producción de edificación, sino también la gestión del edificio terminado como bien inmueble activo.

Nuestro sistema GLOBAL MANAGEMENT se basa en una visión holística en que todos los factores deben ser tenidos en cuenta, en mayor o menor medida en cada punto del proceso, de forma simultánea.
NOMO Management NO SEGMENTA en fases estancas el proyecto sino que genera un flujo de tareas en que cada una de ellas tiene conexiones de segundo y tercer orden con las demás basadas en el cumplimiento simultáneo de COSTE, TIEMPO Y CALIDAD.

Nuestro sistema GLOBAL MANAGEMENT atiende a dos grupos de tareas fundamentales Production Management y Product Management cuyo punto de intersección se sitúa en el último tercio del primero. El proceso de capa superior integrado en GLOBAL MANAGEMENT permite controlar los procesos de capas inferiores de modo que en ningún momento se disminuye el control sobre el proyecto.

La visión global del proceso, permite evitar errores reiterados en el pasado y la compactación del proceso, evitándose la dispersión de responsabilidades y funciones que suponen, generalmente, la mayor fuente de pérdida tanto económica como de calidad, además de permitir un exacto control de la variable tiempo.